skip to Main Content

FINCA SOTO DE MÓNICO: LA BODA DE PATRI Y SERGIO

Fotos de boda en la finca el Soto de Mónico

El Soto de Mónico es sin duda una finca de bodas muy bonita. La recomendaría a cualquier pareja que quisiera hacer su boda en una finca grande. Sus cortados y el rio Henares, dan muchas posibilidades a la hora de hacer las fotos de la boda. De hecho, gran parte de la sesión de fotos del día de la boda fueron en los cortados. Patri y Sergio, vecinos de Alcalá de Henares de toda la vida, se casaron a principios de Noviembre, y la verdad que hizo un día buenísimo. Su boda fue espectacular, mucha gente guapa y elegante.

soto de mónico

Los preparativos de novia en el hotel Evenia Alcalá Boutique.

Patri decidió arreglarse en este hotel céntrico de Alcalá de Henares, a tan solo 15 minutos del Soto de Mónico. El hotel es una antigua Casa de Postas del siglo XVI reformado con mucho mimo. Ese día entraba una luz por la ventana que ayudó mucho a conseguir unas fotos más bonitas, y también para que el maquillaje que le hizo Vanessa, luciera perfecto. A pesar de que el ramo llego un poco tarde, y que hubo los típico imprevistos de todas las bodas, Patri y su padre, llegaron en hora a la Ermita .

Una boda religiosa y divertida.

Cuando quedé por primera vez con Patri y Sergio, me comentaron que querían casar por la Iglesia, en la Ermita Virgen del Val de Alcalá de Henares.  Me explicaron que les iba a casar un cura amigo de ellos super simpático. Efectivamente, el sacerdote hizo una ceremonia super entretenida. Contó chistes, hizo bromas, pidió a la gente que contestara preguntas, cantó, etc. Fue genial, sin dejar de lado la importancia que una boda religiosa tiene, supo convertirla en un momento muy especial del día. Además, seguro que los invitados, al igual que yo mientras hacia fotos, disfrutaron mucho de ese rato.

Llegamos a la finca el Soto de Mónico.

Al llegar al Soto de Mónico, lo primero que hicimos fue subirnos sin perder mucho tiempo a los cortados. Ahí hacer las primeras fotos de boda de recién casados. Patri quería si o si unas fotos en los campos de trigo. Aunque estaban segados, salieron unas fotos muy chulas. Yo ya se lo suelo avisar a las parejas, y sobre todo a las novias, que no se preocupen por el vestido. Les digo que disfruten de las fotos y se olviden del vestido. Entre las fotos por los campos de trigo y la fiesta, el vestido acabará mal parado.

This Post Has One Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Back To Top